г. Рио-де-Жанейро
Historia
Comemoración de los 70 años de la consagración de la iglesia de la santa martir Zinaida

En 1921 llegaban a Río de Janeiro cerca de 1500 refugiados rusos a causa de la Revolución Bolchevique y que se hallaban en Europa. El 21 de julio, en el buque francés “Acquitaine”, llegó la primera lleva de 650 refugiados rusos, provenientes de los campos de Galípoli, Lemnos y Constantinopla, en Turquía. El 2 de agosto asiste a la llegada del buque “Provence”, trayendo el segundo grupo con 750 rusos, de los cuales 400 se radicaron en Brasil. Río de Janeiro, por entonces, era la ciudad más grande de Brasil y su capital. Algunas familias se fueron hacia otras regiones del país, pero la mayoría de ellas aquí permaneció. Los recién-llegados, principalmente ex-oficiales del ejército y miembros de sus familias se vieron abandonados a su propia suerte. Sin ninguna ayuda del Estado brasileño, sin medios de subsistencia y sin conocimiento de la lengua portuguesa, muchos se vieron obligados a aceptar los empleos más pesados y sucios, solamente para no morir de hambre.



A finales de 1917 fue terminada la construcción de una iglesia ortodoxa dedicada a San Nicolás, arzobispo de Mirliki, junto la Embajada de Rusia en Río de Janeiro, con recursos provenientes del Emperador ruso Nikolai II. Tras la Revolución de Octubre en Rusia, la embajada cesó de existir, la iglesia quedó sin dueño y las autoridades de Río de Janeiro entregaron la iglesia de San Nicolás a la Iglesia Ortodoxa de Antioquia.

Los rusos recién-llegados organizaron su comunidad (denominada en honor de San Jorge), pero por más de diez años, debido a la carencia de clero ruso y de un local propio adecuado a la oración en común y para encuentros, fueron obligados a volverense parroquianos de la iglesia de Nikolsk, por entonces siriana. En 1930 la comunidad envía una carta a Paris, dirigida al metropolita Evlogy (Georgievsky), quien era por entonces el administrador eclesiástico de las parroquias ortodoxas rusas en Europa Occidental, rogándole que enviara un sacerdote a Brasil para atender a la colonia rusa. El Metropolita Evlogy atendió al pedido hecho. Por decreto suyo, el monje Mikhei (Ordyntsev), quien se hallaba entonces en Perú, fue enviado a Río de Janeiro y más tarde se transfirió para San Pablo. El 28 de abril de 1933, en la reunión de organización del Consejo Parroquial, N. M. Shchelkunov propuso la construcción de una iglesia propia y fue, él mismo, el encargado de elaborar el Estatuto de la parroquia.
Solamente en 1934, tras el registro de la comunidad ortodoxa rusa como persona moral, fue posible a los rusos adquirir en su nombre, con pagamiento a plazos, un terreno en el barrio de Santa Teresa para edificar su propia iglesia (el último pagamiento fue realizado solamente en 1941). La adquisición del terreno en Santa Teresa se debe en parte al hecho de que el barrio, por entonces, era servido por diversas líneas de tranvías. Para recoger los recursos necesarios a la construcción, la comunidad rusa de Río de Janeiro organizaba conciertos, bailes y presentaciones teatrales.
El proyecto, al estilo de las iglesias rusas (Pskov) de fines del siglo XIII – comienzos del siglo XIV, así como las plantas de la obra fueron hechos por el ingeniero Konstantin Dmitrievich Trofimov, quien combinó de modo admirable los conocimientos técnicos con su vocación arqueólogo y conocedor de la arquitectura sacra de la antigua Rusia (en 1939 él fue ordenado sacerdote y permaneció como párroco de la iglesia hasta el año 1950). El acompañamiento de la obra cupo al arquitecto Gleb Konstantinovich Sakharov. Cuando se levantó la edificación fundamental fallece su muy amada esposa y él ofrece una muy grande cuantía en dinero para la construcción, con la condición de que la iglesia fuera consagrada a la santa de devoción de su esposa - la santa mártir Zinaida.
La construcción de la iglesia tuvo inicio en 11 de agosto de 1935, con el lanzamiento solemne de la piedra fundamental por el arzobispo de San Pablo y de todo Brasil Theodosy (Samoilovich) y por el metropolita de Tiro-Sidon Iliá (Iglesia Ortodoxa de Antioquia). El 29 de agosto de 1937, en presencia de un grande número de fieles, el arzobispo Theodosy consagró la iglesia y su altar a la santa mártir Zinaida (conmemorada el 24 de octubre, según el nuevo calendario). Prácticamente todas las familias rusas, quienes por entonces vivían en Río de Janeiro, contribuyeron para la construcción y efectivamente trabajaron en la obra durante horarios libres y, por ello, la iglesia fue edificada en tiempo récord, mismo para los padrones actuales. Al término de la construcción estaba formada una comunidad parroquiana fuerte y numerosa. El primer párroco de la iglesia de Santa Zinaida fue el padre Georgy Gordov, jurista de formación quien había gobernado una pequeña ciudad en Crimea antes de la Revolución.
Tras el primer flujo de la emigración de Rusia y de Francia para Río (1921-1924), la comunidad recibió una ola de numerosos emigrantes rusos de Europa en el post-guerra (1947-1955) y después una ola todavía más grande proveniente de China. Con la llegada a Brasil de los rusos emigrados de China, país donde hasta los años 40 la vida de la Iglesia era muy intensa, tuvo inicio una nueva página en la historia de esta iglesia.
Tuvo lugar un florecimiento en la vida de la iglesia y de la comunidad entre los años 1950-1963. El coral dirigido por el incansable regente Boris Evgenievich Kirillov, quien vino con su familia desde Harbin (China), llegó a tener en sus mejores tiempos hasta 25 componentes (hoy, sin embargo, el coral ya no existe más).
De 1956 a 1959 la comunidad bancó obras de contención del terreno y la reconstrucción de las edificaciones existentes. Para eso una grande cuantía fue ofrecida por el parroquiano Aleksandrr Mikhailovich Sinkovsky. Entre 1956 y 1959, el párroco de la iglesia fue el padre Nikolai Paderin (Obispo Nikandr), quien en 1967 fue sagrado Obispo de Río de Janeiro y vicario del arzobispo Theodosy en San Pablo, volviéndose, tras su muerte, el dirigente (arzobispo) de la Eparquía de San Pablo de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero.
Entre 1937 y 1976, la iglesia de Santa Zinaida permaneció bajo la jurisdicción de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero.
En 1964 tuvo lugar un suceso en la parroquia, con pesadas consecuencias espirituales para la iglesia y para toda la colonia rusa en Río de Janeiro. Hubo un conflicto entre el padre y una parte de los parroquianos. El Consejo Parroquial de entonces, el coral y mitad de los parroquianos se retiraron de esta parroquia y pasaron para la iglesia de Pokrovsk, ubicada en la ciudad de Niteroi, ciudad vecina a Río de Janeiro. Tuvo inicio un largo proceso judicial. En 1968 el Padre Vasily Pavlovsky fue prohibido de ejercer el servicio religioso por el Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero debido a su recusa en obedecer a las órdenes de sus superiores eclesiásticos y, en 1969, tuvo su sacerdocio rebajado. Sin embargo, continuaba a ejercer los servicios religiosos.  
Por iniciativa de Vasily Pavlovsky y con el apoyo de los parroquianos restantes, en 1976 la parroquia pasó para la Iglesia Ortodoxa Americana Autocéfala. Vasily Pavlovsky reasume la parroquia. Tras su muerte, ocurrida en 1998, las celebraciones pasaron a ser realizadas por el Arcipreste Anatoly Topala, párroco de la iglesia de San Sérgio, en Puerto Alegre, capital del estado de Río Grande del Sur (iglesia ésta vinculada a la Iglesia Ortodoxa Rusa, Patriarcado de Moscú).
A principios de 1999, la comunidad, por deliberación en asamblea general y con la presencia del vicepresidente del Departamento de Relaciones Eclesiales Exteriores del Patriarcado de Moscú, Archimandrita Theofan Ashurkov (hoy obispo de Stavropol y Vladikavkaz), manifestó el deseo de pasar a la jurisdicción eclesiástica de su Beatitud, el Patriarca de Moscú y de toda Rusia, lo que vino a ocurrir aquel mismo año. El nuevo Estatuto de la parroquia, aprobado en asamblea general de los parroquianos y actualmente en vigor, fue registrado en el Ministerio de Justicia de Brasil el 27 de enero de 2000 y en Oficio Notarial en Río de Janeiro, el 10 de febrero de 2000.
Desde agosto de 1937 hasta hoy, la iglesia ha sido servida por 11 sacerdotes. Durante los años de 1955-1956 los servicios religiosos fueron ministrados por sacerdotes temporarios (komandirovannie).
A partir de 1998 la iglesia de Santa Zinaida ha sido frecuentemente asistida en el servicio religioso por el Metropolita Platón, de Argentina y de América del Sur. De enero de 2000 a octubre de 2001, siendo párroco el abad Sergy Zyatkov, fue parcialmente reformada la casa del padre y concretado el patio de la iglesia con recursos del Patriarcado de Moscú y donaciones de los parroquianos.
El 6 de octubre de 2001 el Sínodo Sagrado de la Iglesia Ortodoxa Rusa designó como párroco el sacerdote Pavel Feoktistov. En 2002 la comunidad rusa de Río de Janeiro conmemoró solemnemente el 65 aniversario de la consagración de la iglesia.
En su mensaje de congratulaciones, el Presidente del Departamento de Relaciones Eclesiásticas Exteriores del Patriarcado de Moscú, Metropolita Kirill de Smolensk y Kaliningrado, apuntó que hoy la iglesia de la Santa Mártir Zinaida “continúa siendo para nuestros compatriotas la expresión de los vivos lazos que los ligan a la distante, pero infinitamente querida tierra patria” y “la comunidad, consolidada por la unidad en l fe y en el amor, continúa a servicio del alto objetivo de reunir los hijos de Dios dispersos (In 11, 52) y los llevar a la protección de la Santa Iglesia”. 
En diciembre de 2003 tuvo inicio, con recursos del Patriarcado de Moscú, la iglesia conoció a su primera grande reforma en toda su historia, en la cual se realizó el revestimiento del altar y de la pared de la iconostasio con mármol blanco combinando con granito azul de Bahia y con una variedad especial de madera de roble natural de Brasil. Gracias a las donaciones hechas, fueron restaurados los íconos de la iglesia.
El 19 de febrero tuvo lugar la ceremonia solemne de Reconsagración de la iglesia, realizada por los Metropolitas Kirill de Smolensk y Kaliningrado y Platón de Argentina y de América del Sur, concelebrada con el clero del vicariato brasileño. En la base del altar y en el corporal donado por su Beatitud, el Patriarca Alexei II de Moscú y de toda Rusia, fueron colocadas las reliquias de un de los nuevos mártires del siglo XX, quien sufrió durante la persecución hacia la Iglesia de Cristo: el Santo Mártir Sergey Rakveresky (conmemorado el 30 de enero).

PÁRROCOS Y SACERDOTES MINISTRANTES

Comunidad del Mártir y vencedor San Jorge:
1930 - 1932 – abad Mikhei (Ordyntsev)
1932 - 1937 – Fraile Ilarion
(Designados por el Metropolita Evlogy (Georgievsky), administrador eclesiástico de las parroquias ortodoxas rusas en Europa Occidental)

Iglesia de la Santa Mártir Zinaida:
(De 1937 a 1976 bajo la jurisdicción de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero)
1937 - 1939 – padre Georgy Gordov
1939 - 1950 – padre Konstantin Trofimov
1950 - 1956 - Arcipreste Ioann Nagovsky
Entre 1955 y 1956, debido a la enfermedad del Arcipreste Ioann Nagovsky, las celebraciones en la iglesia fueron ministradas por dos clérigos de la iglesia Pokrovsky de Niteroi: Archimandrita (más tarde obispo) Agapit Kryzhanovsky y el Arcipreste Ioann Volkov.
1956 - 1959 – padre Nikolai Paderin (a partir de 1967 obispo Nikandr)
1959 - 1963 - abad Valentin Bogdanov
1963 - 1973 – padre Vasily Pavlovsky
1973 - 1974 - padre Sergy Listov
1974 - 1975 - padre Vitaly Glagolev
1975 - 1976 – archimandrita Valentin Bogdanov

(Entre 1976 y 1998 la parroquia de la Santa Mártir Zinaida estuvo bajo la jurisdicción de la Iglesia Americana Autocéfala)
1976 - 1998 - padre, más tarde Arcipreste Vasily Pavlovsky

(Desde 1999 que la parroquia de la Santa Mártir Zinaida está bajo la jurisdicción del Patriarcado de Moscú)
1999 - Arcipreste Anatoly Topala
De enero de 2000 a octubre de 2001 – abad Sergy Ziatkov
Del 6 de enero de 2001 hasta el 26 de diciembre de 2006 - padre Pavel Feoktistov
Desde el 26 de diciembre de 2006 - padre Vasily Gelevan